San Francisco

El ex-convento franciscano de Santa María de Jesús se ubica en una de las laderas del cerro de San Miguel.

Data del Siglo XVI y está confomrado por un gran atrio, el templo y un convento.

Portada

La puerta atrial cuenta con dos arcos y en la fachada los nichos del vía crucis.

Interior

A mediados del siglo XIX fueron colocados en el templo parte de los bienes muebles de la iglesia del Carmen, destacando entre ellos, el retablo mayor que es considerado como uno de los más bellos que se ejecutaron en la Nueva España durante el siglo XVII.

Ex-Convento de San Francisco de Santa María de Jesús.

El ex-convento franciscano de Santa María de Jesús se ubica en el cerro de San Miguel, lugar ceremonial donde se celebra el Huey Atlixcayotl.

Data del siglo XVI y fue construido en dos periodos, el primero abarca de 1538 a 1550, y el segundo de 1560 a 1620. Perteneció a los franciscanos, dedicado a evangelizar a los indígenas de la región. El conjunto arquitectónico lo forman un gran atrio, el templo y el convento. Tiene una puerta atrial con dos arcos y en la fachada los nichos del vía crucis. A mediados del siglo XIX fueron colocados en el templo parte de los bienes muebles de la iglesia del Carmen, destacando entre ellos, el retablo mayor que es considerado como uno de los más bellos que se ejecutaron en la Nueva España durante el siglo XVII.

Fue la primera fundación franciscana en el lugar que en el momento de la conquista española se llamó Acapetlahucán, que quiere decir; “lugar donde se hacían esteras de caña seca”, ubicada en las faldas del ahora cerro de San Miguel.

Es durante el gobierno de la primera audiencia que fray Toribio de Benavente, “Motolinia”, funda entre los años de 1551 y 1562 el templo en una congregación de indios que había ayuntado fray Alonso de Buendía y lo dedica a la Visitación de Nuestra Señora.