Huaquechula.

Ubicada a 28 kms al Sur-Oeste de Atlixco, (aproximadamente 40 minutos) Se encuentra el poblado de Huaquechula cuyo nombre original es Cuauhquechollan (lugar del águila de hermoso plumaje). Es aquí donde cobraron vida miles de hazañas logradas por guerreros Mexicas, Xicalancas y Teochichimecas, legado que se puede observar en los códices y lienzos que el pueblo guarda celosamente. De hecho existe el “Lienzo de Cuauhquechollan”, la cual es una pintura del siglo XVI en la que los indigenas de la región dejaron plasmada su visión de la conquista española, en la cual participaron como co-conquistadores a cambio de ser liberados de la opresión mexica. En ella se muestra la ruta que siguieron los quauhquecholtecas al mando de Jorge de Alvarado la cual llegó a desplazarse y conquistar hasta lo que hoy en día conocemos como Guatemala. Cabe destacar que dicho lienzo es considerado el primer mapa de aquel país.

Existen diferentes festividades y tradiciones en la región, siendo la mas conocida, pero no por eso la única, la celebración del Día de Muertos, llevada a cabo del 28 de Octubre al 2 de Noviembre, fechas en las cuales los pobladores erigen y dedican monumentales ofrendas a sus seres queridos que han muerto ese año, dotando dichos altares de objetos representativos de la celebración, comida y una cruz con la imagen de algún santo. Hablar solo del significado de los diversos elementos que conforman éstas monumentales ofrendas es un tema que me tomaría desarrollar por si solo un artículo (o tal vez más), sin embargo lo que deseo destacar, es que Huaquechula cuenta con más celebraciones a lo largo de todo el año, las cuales sin lugar a dudas se deben conocer y sobre todo, vivir. Una de sus bellezas es su admirable arquitectura, cuyas joyas datan de los siglos XVI, XVII y XVIII; A continuación te contamos algunos de los sitios que se pueden visitar.

Ex-Convento Franciscano.

Data del Siglo XVI y en su interior se encuentra uno de los retablos más antiguos de nuestro México, ademas de albergar las primeras pinturas del afamado artista Cristobal de Villalpando, destaca que ésta joya arquitectónica cuenta ademas con una de las mas bellas puertas porciúnculas de México, en la cual se expresa de manera artística el “Juicio Final”.

La Parroquia de San Martín.

 Construida a mediados del Siglo XVII por Juan de Palafox y Mendoza en el proceso de secularización de los conventos con el fin de restar poder y dominio a los Franciscanos; en ese mismo lugar, se encuentra el Señor de Esquipulas (Cristo Negro) el cual fue una influencia que llevaron consigo los Hueaquechulenses con los Españoles para la conquista de Guatemala.

Ex-Hacienda y Acueducto de Matlála.

Es una ex-hacienda azucarera de San Lucas, la cual data del siglo XVIII y que perteneció a la familia García Izcabalceta, quienes contaban con enormes panteones, en los cuales, aún se cuentan historias y leyendas en sus paredones que simbolizan el legado conservado por generaciones, en la actualidad aún se pueden admirar sus hermosas portadas.

Exploración de arroyos y cascada de Tlapetlahuaya.

Para quien disfruta de los paisajes naturales, así como del senderismo, Huaquechula posee un arroyo de agua pura, rodeado de fértiles cerros y veredas, donde a unos cuantos pasos, se encuentran pinturas vírgenes que aún no han sido estudiadas por expertos. Al final del arroyo, hay una caída de agua de más de 20 metros.

Día de la Santa Cruz.

Siguiendo con una tradición que es Patrimonio Cultural de todos los Poblanos, y la cual se ha celebrado por más de 200 años, Huaquechula celebró el día de ayer (3 de Mayo) el día de la Santa Cruz.

Rodeados en un ambiente donde prevalece la fe la cual se entremezcla con la gastronomía y la danza, los Huaquechulenses salieron a las calles para festejar su segunda celebración más importante, y como es costumbre, junto con ella relucieron las vistosas procesiones que acompañan por todo el centro histórico del poblado a la Cruz Original en medio de fiesta, música y folklor…